Abres la puerta, dejas tu mochila o bolso, te descalzas y te pones tus Nordikas. En ese preciso momento, sabes que has llegado. Porque no importa lo mucho que llueve fuera o lo largo que se te ha hecho el día, ahora estás en El mejor lugar del mundo.

“El mejor lugar del mundo” es algo más que el hecho de disfrutar del mejor calzado para el hogar. Representa el instante en el que sabes que has llegado al espacio donde eres realmente tú, a tu hogar.

Y es que tú sabes tanto como nosotros que tu casa, es el mejor lugar del mundo.